Mauricio Riveros: El despegue de un nuevo vuelo

A punto de cumplir años, comienzo a mostrar con orgullo las canciones de “La Verdad”, mi nuevo trabajo como solista.

A varios les ha parecido inentendible  e incluso ridículo, el que yo firme un disco aparte de mi banda, una creencia basada en un motivo que hasta me han encarado: “tú eres Truman” y es justamente por eso el por qué en este trabajo firmo en solitario: porque no es tan así.

Si bien al comienzo, fui la cara y el sello del grupo, durante los últimos años Truman se convirtió en una conjugación de talentos, un mérito compartido entre cuatro músicos que se desgranó en un centenar de arrolladores conciertos, muchos de los que leen ahora podrían describirlos mejor que yo. A pesar de todo, y les guste o no, el grupo siempre fue uno que no ha tenido par; alejado de la autocomplacencia, de la sombra de los que comenzaron el camino antes, sin la ayuda de la radio y sin los palmoteos realmente estancadores de algún periodista. En todo eso se convirtió Truman, y el resultado de lo que crecimos como grupo está en el inédito segundo disco “Frío” y se ha asomado en las canciones que hicimos para un tercero.

El disco “La Verdad” son mis ganas de mostrar lo que puedo hacer solo, es mi necesidad de hacer siempre mas caminos, pues ni la industria, ni la crítica y, muchas veces, ni el público le pueden seguir el paso a alguien que hace canciones sobre que lo que vive y siente.

A diferencia del ejercicio spoken word que hice en “El Disco del Delirio” en el 2006, para este disco no sumé solo poemas, ahora me armé de canciones, llegaron casi todas juntas y la idea de ponerlas en un disco nació hace mas o menos un año.

Grabé los demos a medida que las canciones nacían, en el verano me fuí a tocar las canciones a unos cafés en Valparaíso y ahora termino de grabarlas para el disco. Pero en el concretar no lo logré solo, si no que he contado con una producción excepcional y con una colaboración maravillosa. Pero todo a su tiempo.

Antes de mostrar el disco, estoy adelantando en myspace dos de esas canciones, pero en formato acústico: “Cada nuevo vuelo” y “Un fascinante error”.

La primera de ellas es la última que compuse para el disco, data de Septiembre de este año y es una declaración de esas que nacen en lo que dura la canción: sólo se dejando el corazón hablar y este habla con su poesía autentica: sin pretenciones, pura honestidad.

“Un fascinante error” también nació de un sólo viaje, y aunque tenía otros planes para ella, calzó perfecto con el concepto de este disco, eso sin contar con que no tenía ninguna gana de aplazarle. Los textos son otro tipo de declaración, de este hombre mas grande en el que me convierto, porque nunca he estado para otra cosa, y también por mi tendencia a estar siempre enamorado.

Ahora es cuando comienza otra historia, la de “La Verdad”, una historia revitalizante, oxigenante, que es parte de mi nuevo vuelo, es el paso del escorpión que avanza y del que siempre ha dejado que los perros ladren. Les reportaré mas en otro momento, porque esto ya se ha echado a andar con prisa.

Mauricio Riveros.

Esta entrada fue publicada en Destacados, Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>