Cantando como yo canto… Max Berrú

Dicen que cuando nací: la partera se sorprendió y dijo: “esta guagua en vez de llorar parece que canta” y la verdad es que cuando canto soy inmensamente feliz.

Tuve la suerte de ser uno de los fundadores del conjunto INTI – ILLIMANI, que es uno de los mejores del mundo en su género.

Siento que soy un privilegiado en la vida porque con mi canto alimento el alma y el espíritu de la gente.

La historia no me pasa por un lado, estoy en el cause de ella y tengo cultura solidaria; los sueños y utopías las mantengo vivas y a pesar de la historia que nos ha tocado vivir en los útimos 37 años: no me siento derrotado y a mi manera doy lo mejor de mí para cambiar este mundo por uno más justo y feliz.

Quiero agradecer al Sello ALERCE y a Viviana Larrea por producir mi segundo CD como solista, a Mónica Larrea por la hermosa carátula y gráfica del disco, a su ingeniero de sonido Pablo Sepúlveda que junto al Director Artístico de este disco: Raúl Céspedes, pusieron la paciencia, el cariño, la sensibilidad y su sabiduría para que este trabajo haya salido así como ustedes lo están disfrutando.

En este CD me acompañan más de 50 músicos y todos me hicieron sentir su cariño y amistad, gracias a mis amigos de INTI – ILLIMANI con quienes grabé “Carmentea” que canto con mi hermano Jorge Coulón, gracias a su director Mamuel Meriño por el hermoso arreglo.

Gracias a la BANDA CONMOCIÓN que me acompaña en el “Sanjuanito de mi tierra” “Cantando como yo canto”, a Enrique Blanco, por su participación en los temas tradicionales de Cuba: “Son de la loma” y “El cantante mentiroso”, en los que cantó, tocó guitarra y campana. A Carmen Prieto por su bella voz en “Yo no canto por vos”. A Miguel Angel Pellao por su hermosa voz de tenor en “No volveré”.

Gracias al Bloque Depresivo y al MACHA, cantante de CHICO TRUJILLO por acompañarme en el vals “Alma corazón y vida”, a los músicos del Cuarteto de cuerdas que me acompañan en: “Perdón” y “En mi viejo San Juan”, a los mariachis Camilio Pezoa, padre e hijo y al trompetista Patricio Loyola que me acompañaron en la música mexicana, al Búho del INTI con su flauta mágica y el píccolo, a Carlos Cabrera por su clarinete, a Héctor Echeverría (bombo y platillos), a Alex Muñoz (redoblante) y a Leo Fecci por su sentido saxo que me acompañaron en el pasacalle “Romántico Quito mío”.

Quiero agradecer especialmente a “mi sobrino” Camilo Salinas, que en su casa grabamos el piano que me acompaña con mucho sentimiento en uno de los temas más hermosos de este CD: “En mi viejo San Juan” que quiero dedicarlo con todo mi amor a mi hija ARUMA, porque a ella se la he cantado desde que estaba en el vientre de su madre.

Finalmente quiero agradecer con chochera las participación de mis dos hijos: Tocori, que toca el bajo en algunos temas, a Cristóbal, que me acompaña en algunos coros y a mi hijo putativo Joaquín Figueroa, que me acompañó en dúos, coros y los tradicionales gritos en las canciones mexicanas.

Max Berrú Carrión.

Esta entrada fue publicada en Destacados, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>