La Banda del Capitán Corneta

La Banda del Capitán Corneta

El pasado 4 de enero la mítica Banda del Capitán Corneta volvió a los escenarios. Antes de esa presentación dio una entrevista para EMOL en la que habló, entre otros muchos temas, de Alerce. De ellos guardamos la admiración por su trabajo musical y el disco Perros Días. ¡Todo un clásico de los 90!

 

La Banda del Capitán Corneta

Blues, rock y jazz a doce años del quiebre

Sólo por esta noche

Sólo un nombre como éste podría alojarse aún en el recuerdo de más de una dueña de casa de los años €˜90. La Banda del Capitán Corneta nació con la vuelta a la democracia y fue en sí mismo un grupo democrático. Y sus músicos, que estudiaron rigurosamente el lenguaje jazzístico nunca dejaron de vibrar con las guitarras electrizantes y la simpleza de los tres acordes. “Ahora somos más grandes. No nos interesa demostrar todo lo que sabemos. Estamos al servicio de las canciones de tres acordes”, dicen. Este jueves regresan a tocar en vivo en el Club de Jazz, después de una década de inactividad, con la última de sus tres formaciones.

Por Iñigo Díaz | Fotos: Héctor Flores | Fuente: EMOL

Fue el 6 de diciembre de 1991. Un curioso telón blanco y pintado a mano advertía al público que se congregó esa noche cualquiera para escuchar swing en el Club de Jazz de Ñuñoa algo que nadie sabía con certeza qué era. Había dos cornetas de ejército cruzadas como escudo de armas y alrededor una leyenda partida en dos mitades que apuntaba “La Banda del Capitán Corneta“. Un grupo nuevo.

Insolencia a los rangos militares o imaginería de carácter fálico. Ambas acepciones calzaban en esta agrupación de jóvenes músicos listos para tocar en un escenario jazzístico por primera vez bajo ese nombre. El Club de Jazz sólo sabía de la existencia del guitarrista Pedro Rodríguez: “Yo creo que la gente del Club pensaba en mí como un músico para perpetuar el jazz clásico tipo dixieland, pero cuando entramos tocando blues a todo volumen delante de nuestro telón, quedó la cagada”, recuerda el guitarrista.

“Yo guardé el telón todos estos años y lo vamos a tener ahí nuevamente”, agrega Pancho Rojas, cantante y autor de ese diseño artesanal. Este jueves 4 de enero La Banda del Capitán Corneta tocará después de doce años de silencio. Y será en un único concierto, en ese mismo espacio, el Club de Jazz, con la última formación antes de separarse en 1995: Pancho Rojas (voz y armónica), Pedro Rodríguez y Mauricio Rodríguez (guitarras), Miguel Pérez (bajo) y Cristóbal Rojas (batería).

Hacía unas tres semanas que los Rodríguez y Pancho Rojas se reunieron a tocar algunas de las canciones que fueron editadas por Alerce en Perros días (1994). “Todos dijimos €˜con bajo y batería esto sonaría increíble'”, dice Mauricio Rodríguez con la memoria muy fresca. Y fue el guitarrista de jazz y director de conciertos del Club Roberto Dañobietía quien instó al trío a regresar como era debido.

“Será esta única vez aunque no estamos descartando las opciones de regresar adelante”, dice Pedro Rodríguez, quien se radicará en Estados Unidos por lo menos durante 2007. “Antes de viajar quería sacarme la espina de los Corneta”.

-Ustedes estuvieron algo enfrentados durante este tiempo.

Pancho Rojas: “Yo siento que no había que forzar ningún regreso y que ahora es cuando debimos tocar juntos”.

Pedro Rodríguez: “Adentro de los Corneta había cinco líderes, cinco solistas que tenían mucho que decir. Después, cuando el grupo se separó, eso quedó de manifiesto. Todos fueron activos músicos en sus propios proyectos”.

Cristóbal Rojas: “No sentimos deuda con el público. Básicamente la deuda era con cada uno de nosotros”.

-Las canciones de Perros días quedaron resonando.

Miguel Pérez: “Yo tengo muy claro la banda marcó una parte de la historia de la música chilena en los ’90. Hay mucha gente que quiere escucharnos otra vez. Pero es claro que ahora será distinto. Antes nosotros queríamos mostrar nuestras capacidades como músicos, como instrumentistas. Eso es muy típico en los estudiantes. Ahora sabemos que las canciones mandan y si hay que mantener un ritmo pegado lo hacemos. Va a sonar muy bien”.

Esas canciones clásicas se recuerdan no sólo por sus títulos, “Elena”, “El olor”, “Malas caritas”, “Canción para Lucas”, sino también por el tratamiento que le dieron estos músicos. “No era lo mismo tocar €˜Duros días’ bluseándola así no más, a la manera como la haría cualquier blusero, que como la hicimos nosotros, con otro trabajo armónico”, explica Pedro Rodríguez. Y agrega: “además teníamos una canción como €˜Armonías de un faraón’, que está inspirada en un canto africano que vimos hacer al saxofonista de jazz Pharoah Sanders en un concierto en el Club de Jazz. Poco después de que la tocamos una amiga me dijo que era un plagio a una canción de Youssou n’ Dour (€˜Bamako’)”.

-¿Por qué sólo grabaron un disco?

Pedro Rodríguez: “La vida llegó hasta 1994 con la grabación de Perros días y luego hasta 1995 cuando ni siquiera terminamos de presentarnos en todas las fechas que teníamos para el lanzamiento”.

Pancho Rojas: “Ahí la cosa ya era difícil entre nosotros”.

-Y se supone que además desecharon el ofrecimiento de dos sellos antes de firmar con Alerce.

Pedro Rodríguez: “Alerce nos daba absoluta libertad artística. Le interesaba editar bandas más que guiarlas en el mercado”.

Cristóbal Rojas: “Antes les dijimos que no a EMI y a Polygram”.

Pedro Rodríguez: “EMI quería que le compitiéramos a Aleste”.

Todos: “¡Hay un límite que rompe el deseo / algo nuevo que va más allá!”

Pedro Rodríguez: “Y Polygram una vez nos mandó a La Ley a los camarines de La Batuta para convencernos de firmar. Este cabro (señala a Mauricio Rodríguez) estaba en el colegio. Yo no sé qué le dijiste (señala a Pancho Rojas), porque se fueron altiro”.

Son doce años en el calendario desde ese frustrado (aunque se dice que boicoteado) concierto en Ritoque en enero de 1995, cuando la banda venía de presentar tres noches seguidas su álbum en La Piedra Feliz de Valparaíso. Es un nombre que difícilmente se olvide: “Captain Horn es divertido porque parece venir de una película pornográfica”, festina Pedro Rodríguez. Si hasta las dueñas de casa recuerdan al grupo que peleó palmo a palmo las preferencias con Los Tres durante unos años. La Banda del Capitán Corneta, otra vez, sólo por una noche.

Malas caritas

Pancho Rojas:

Su estilo como frontman se consolidó un año después de la disolución de los Corneta, cuando apareció con el grupo Mandrácula, también apuntado como los “Led Zeppelin chilenos”. En 1996 Rojas hizo el papel de Tomás en una versión de La Pérgola de las Flores dirigida escénicamente por Andrés Pérez y musicalmente por Jano Soto. Su coprotagonista era la cantante del entonces vivo Ludwig Band, Ema Pinto. Paralelo a la vida de Mandrácula Rojas siguió en los grupos The Gutiérrez Experience, Kiltro y Damajuana, una banda de jóvenes rockeros que tocaban covers del propio Mandrácula y a la cual Rojas se unió como voz. De todos los Corneta, Pancho Rojas fue el músico más afín al rock duro.

Pedro Rodríguez:

Antes de La Banda del Capitán Corneta, el guitarrista ya tenía trayectoria como músico de jazz. Su padre era trompetista de los Santiago Stompers y Rodríguez gozaba de acceso directo al Club de Jazz. Tocó ahí por primera vez a los 15 años junto al mítico Jack Brown y a los 19 figuraba como el primer guitarrista del famoso grupo Nexus. De su encuentro con los hermanos Rojas nacieron los Corneta y se cristalizó la vena blusera que había conocido mientras estudiaba en Alemania. Jamás dejó de tocar jazz. Fue guitarrista del único disco del violinista Roberto Lecaros (Hot jazz, 1994), se integró el cuarteto Los Titulares, de Pancho Molina (Bipolar, 2003) y encabezó una serie de tríos personales entre los que destacó el Marx Trío, con el que Rodríguez exploró la música de Víctor Jara. En 2005 editó Dead Man plays Dead Man, con su grupo Dead Man. Hoy toca con los remozados Corneta y regresa a Nueva Jersey para terminar sus estudios de jazz y performance.

Mauricio Rodríguez:

Su aparición fue determinante para la banda. Después de ajustarse en sus primeros pasos como cuarteto necesitó de un segundo guitarrista. Ingresó a los Corneta con sólo 16 años y los marcó en su estilo de doble ataque de guitarras, estableciendo una sociedad tácita pero evidente con Pedro Rodríguez. Ambos músicos derivaron en el jazz una vez disuelta la banda. Mauricio Rodríguez debutó como solista tocando fusión en Almendra Trío, banda que grabó Datriza (1998) junto a Kenny Kirkland, aunque su gran proyecto jazzístico se configuró con el contrabajista Rodrigo Galarce y el baterista Félix Lecaros bajo el nombre de Supertrío (Supertrío, volumen uno y Supertrío, volumen dos, ambos de 2002). Hoy actúa en el grupo jazz fusión La Marraqueta a la espera de la edición de su próximo disco como solista, Crudo.

Miguel Pérez:

Fue fortuito que Pérez llegara a La Banda del Capitán Corneta. Tocaba en el grupo La Red y ni siquiera conocía el repertorio cuando Pedro Rodríguez lo “presionó” para que se incorporara. El grupo debía iniciar la temporada de lanzamiento de Perros días cuando el bajista Juan Caballero se alejaba por segunda vez. Hizo algunos conciertos pero luego siguió con los hermanos Rojas y el guitarrista Vladimir Groppas en la formación del rockero Mandrácula. Ha establecido una sección de ritmo inquebrantable con Cristóbal Rojas y actuado como sideman de Emilio García en el jazz-rock, Gloria Pérez en el pop-rock y Pablo Herrera en la balada romántica. Este fin de semana tocará en La Cumbre del Rock Chileno como bajista del legendario Aguaturbia.

Cristóbal Rojas:

Hubo dos líneas muy marcadas entre los bateristas de los años ’90. Los que siguieron a Andy Baeza y los que siguieron a Cristóbal Rojas. Para muchos fue el mayor de los Rojas el que dio la vena definitiva a la banda, más allá de la característica voz de su hermano Pancho o del ensamble de guitarras eléctricas de los Rodríguez. Se sumó como baterista a Mandrácula y fue el único que hizo un corte de pelo entre los melenudos rockeros. Luego siguió como sideman tocando con Pablo Herrera, Alexis Venegas, Jorge Campos, Francesca Ancarola y ahora con la nueva banda de Nicole.

Juan Caballero:

Muy vinculado en sus inicios a los merodeos de la música tropical, se formó en el bajo de manera intuitiva. No es extraño escuchar a músicos de todos los frentes acerca del impacto que les generaba la musicalidad de Caballero como hombre de sesión y acompañamiento en cualquier estilo. Tocó su instrumento junto a Joe Vasconcellos, Javiera Parra, Sol Aravena, Subhira e incluso en el grupo de música infantil Acuarela.

Nelson Arriagada:

Llegó a ser el director musical de la banda entre 1992 y 1993, tras cubrir la primera salida de Juan Caballero. Ese año partió a estudiar contrabajo jazzístico a Hannover y tocar con el grupo acid jazz Mo’ Horizons. De regreso en Chile desde 2003 ha sido un activo sideman en el jazz, actuando con el baterista Alejandro Espinosa, el tenorista David Pérez, los pianistas Giovanni Cultrera, Mario Feito y Lautaro Quevedo y los grupos eléctricos Dead Man y Jazzimodo.

03/01/2007

Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

6 Respuestas a La Banda del Capitán Corneta

  1. Tiliko dijo:

    Basta de tributos… Júntense de nuevo y punto…

  2. carme Urrutia dijo:

    cuf ahi vamos

  3. Gonzalo dijo:

    Hola, quisiera saber si La Banda del Capitan Corneta tiene ajendadas futuras presentaciones y si se puede esperar un nuevo disco de ellos…..este año….eso

  4. andrés dijo:

    chuuu, que onda?… por qué borraron mi comentario?… era solo una consulta… será no más…

  5. ClaudioG dijo:

    Hola Indira,

    antes que todo, debemos aclarar que el blog ha estado inactivo desde el 25 de enero por un error en la base de datos. Actualizamos la versión de WordPress sin los respaldos previos y hemos sufrido las consecuencias. Esperamos terminar hoy la actualización.

    Sobre tu pregunta: desde hace varios años las ventas de casetes vienen en caída libre (con pendiente negativa, como diría mi amigo ClaudioK), por este motivo no seguimos publicando la gran mayoría de los títulos. Muchos casetes, éso sí, los hemos reeditado en formato CD. De otros, ni siquiera nosotros tenemos copia. Ese es el caso del caset por el que nos preguntas.

    Saludos

    Claudio Gutiérrez

  6. Indira! dijo:

    hola me llamo Indira y vengo exclusivamente solo para una peticion quiero saber si uno puede obtener informacion sobre recopilaciones antiguas del sello alerce? pregunto esto porque se me a perdido un cassette titulado “Reencuentro” por Eulogio Dávalos, Carla Cristi, Humberto Deuvachelle y Roberto Bravo.
    nose si estan bien escrito los nombres lo recuerdo poco, esa es toda la referencia que tengo del cassette. espero respuesta porfavor! ya que en los e-mail que me mandan solo dicen que se contactaran a la brevedad cosa que no es asi hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *