Biografía Chamal

Chamal

Fuente: http://www.chamal.scd.cl | Foto: Rodrigo Sáez

Hace poco más de 30 años, un grupo de jóvenes estudiantes emigraron a Santiago desde el balneario de Constitución. Allí, en ese ambiente citadino y rural, se habían empapado desde niños con las tradiciones de la tierra. Habían aprendido a rasguear un poco de guitarra y sentían con fuerza el cariño por las cosas nuestras.

No fue difícil entonces que en la capital decidieran juntarse para continuar esa amistad, al calor de anhelos y canciones. Fue así como poco a poco fueron dando vida a un grupo que hizo del folclore su norte principal. Los primeros pasos fueron hasta atrevidos. A poco andar, y bajo el pomposo nombre de “Cantores y bailarines populares del Maule”, se inician en la proyección de lo nuestro.

Una fortuita invitación para participar en el “18€³ de los chilenos radicados en Mendoza, Argentina, fue el primer gran impulso. Al regreso de aquella “aventura”, deciden dar vida orgánica al grupo y definir el nombre, toda vez que sus anfitriones los habían bautizado como “Los 14 de Chile” en alusión a la procedencia y al número de integrantes. Ante tal circunstancia, deciden adoptar el nombre de “Grupo Chamal”, que sería el definitivo, iniciando una labor de difusión ininterrumpida hasta hoy.

A partir del año 1975, deciden dedicarse fundamentalmente a la música y a la danza de Chiloé, en un estudio a fondo de esa cultura para poder interpretarla con la mayor dignidad posible. Bajo la dirección de Hiranio Chávez, quien logra plena identificación con los intereses del grupo, desarrollan una labor que les ha deparado grandes satisfacciones.

En 1976 se convierten en los primeros artistas que graban para el sello Alerce – con el cual siguen trabajando – dando inicio a una serie de grabaciones que han sido difundidas a lo largo del país y el extranjero, especialmente España, bajo la etiqueta de Movieplay. La acogida que esta labor tiene en el público, los hace acreedores, años después, de un Disco de Platino, convirtiéndose en el primer grupo de cantos y danzas que logra tal distinción en el medio nacional.

En la búsqueda de nuevas formas de expresión, incursionan en la fusión de lo folclórico y lo contemporáneo, dando origen a dos obras que también marcan un hito en la escala de la proyección folclórica local: “Tencaivilú” , que nos cuenta la historia del diluvio universal a través del mito de las serpientes del bien (Tenten) y del mal (Caicai) y “Romance de Pedro y Pabla” , la historia del último bandolero romántico que existió en la isla.

Actuaciones en los festivales folclóricos más importantes del país (Pto. Natales, Patagonia, San Bernardo, Achao, Angol y Olmué), presentaciones en televisión y una crítica favorable a su estilo, que no transa en el respeto por las raíces del folclore, los lleva al campo internacional. Así en 1988, realizan su primera gira a Europa, para participar en el Festival Mundial de Folclore de Confolens, Francia, y una posterior gira de 45 días por el país galo.

Posteriormente, los años 1991 y 1992 regresan al Viejo Mundo, esta vez para actuar en España, Italia y Francia nuevamente, donde consiguen aplausos y elogios, especialmente por la rigurosidad de su trabajo en materia folclórica.

En 1995 participan en el Festival Internacional de Folclore de Passo Fundo, Brasil. En 1997, vuelven a Europa, donde participan en los Festivales Internacionales de Folclore de las ciudades de Schlitz, Heppenheim y Wismar, en Alemania; ese mismo año reciben además, el premio APES por su aporte al folclore, al cual habían estado nominados en varias oportunidades. En 1999, el grupo es invitado nuevamente a Brasil, al Festival Internacional de Folclore de Recife.

Chamal está formado por estudiantes, empleados y profesionales de distintas áreas que están abocados al estudio, rescate y difusión de nuestra cultura tradicional; es un grupo independiente, por lo cual para el desarrollo de sus actividades, trabaja sin apoyo institucional, y permanentemente realiza actuaciones y recitales en diversos escenarios de Santiago y regiones del país.

PREMIOS Y DISTINCIONES

– Alerce,1983
– Gran Alerce
– Volantin de Pancho, 1980
– Disco de Platino, 1989
– Premio Ricardo García, 1996
– Premio APES, 1997
– Ñandú, Festival Folclórico de la Patagonia,1999
– Grupo Más Popular del Festival de la Patagonia,1999
– Chile Ríe y Canta, reconocimiento a la trayectoria, 2000

Esta entrada fue publicada en Biografías. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *