Biografía Aparcoa

Aparcoa

Por Jorge Castillo / Fuente: www.musicapopular.cl

Aunque siempre estuvo a la sombra de Quilapayún e Inti-Illimani, el grupo Aparcoa logró en sus doce años de carrera, entre 1965 y 1977, situarse inmediatamente detrás de ambos gigantes de la Nueva Canción Chilena gracias a un estilo multiforme que lo paseó desde el folclor más purista en sus comienzos hasta avanzadas experimentaciones postreras que lamentablemente no fueron conocidas en Chile.

Prueba de ello es su discografía. Iniciada en 1970 con un LP de neto tinte recopilador, dio un salto en 1971 con un segundo disco que recreó musicalmente el poema de Pablo Neruda Canto general para culminar en el LP Chile, con el cual se adelantó varios años en los giros estilísticos que recién a fines de la década del 70 Quilapayún e Inti-Illimani imprimirían en el exilio a sus derroteros musicales.

La escuela fue chilenera

Aparcoa se formó en 1965 al alero de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile. Sus primeros integrantes salieron de esas aulas, lo que no les privó de talento pues todos ellos cursaban paralelamente estudios en los principales conservatorios del país.

Al revés de lo que pudiera suponerse, el nombre de Aparcoa no tiene significado indígena alguno. Es, simplemente, la unión de las iniciales de cuatro de sus cinco fundadores: Alegría (Julio), Parma (Leonardo), Córdova (Miguel) y Avendaño (Mario), aunque éste último se quedó en los aprontes y ni siquiera llegó a los primeros ensayos. Aun así, la evocación del nombre llevó a todo tipo de conjeturas. Incluso, ya en el exilio, algunos grupos de chilenos argumentaron que significaba, ni más ni menos, que “Al Partido con Amor”.

Los cuatro primeros años de su trayectoria el conjunto los vivió alejado de los estudios de grabación pero apegado al camino que más lo identificó en toda su carrera: las actuaciones en vivo, especialmente en sindicatos, aulas universitarias y peñas. Esa opción fue coherente con sus principios iniciales de “tomar la cultura popular y mostrarla tal cual, en toda su dignidad, de modo que el pueblo se viera cabalmente reflejada en ella”, como lo explicó su primer director musical, Julio Alegría.

Ese fervor por las tradiciones populares llevó a Aparcoa a vincularse con prestigiosos recopiladores como Margot Loyola y Héctor Pavez. Crucial en su carrera, sin embargo, fue su acercamiento a la cueca chilenera. En este campo llegó mucho más allá que los otros conjuntos de la Nueva Canción Chilena. El maestro de la cueca brava, Hernán Nano Núñez, lo apadrinó y adentró en los círculos cuequeros de barrios santiaguinos como Franklin, el Matadero Lo Valledor y Estación Central, y los bajos fondos de Valparaíso. Incluso en el Festival de Viña del Mar de 1972 Núñez y Aparcoa lograron el segundo lugar de la competencia folclórica con la cueca “Dicen que Viña del Mar”, plasmada en un single. Otras diez cuecas urbanas quedaron registradas en cuatro de sus discos larga duración.

Durante la Unidad Popular hubo un cambio parcial de integrantes, pero no de estilo. Pese a ser un grupo auspiciado por el Partido Comunista, Aparcoa evitó caer en un repertorio panfletario, al punto que es el único de los principales conjuntos de la Nueva Canción Chilena que durante esos virulentos años no grabó temas que agudizaran el conflicto social. Sólo su último LP antes del Golpe Militar, Cri du Chili (Grito de Chile), grabado en 1973 en Francia durante su segunda gira europea, rompió levemente con ese sello, al incluir algunos temas favorables a la UP y otros de protesta centroamericana. Tampoco grabó discos en el sello Dicap, que cobijó a la mayoría de los músicos adherentes a la UP.

Aparcoa en Alemania

A diferencia de Quilapayún e Inti-Illimani, a Aparcoa el Golpe Militar lo sorprendió en Chile y lo obligó a una breve recesión. Pero ya en 1974 el conjunto se rearmó en el puerto de Rostock, en la República Democrática Alemana (RDA), país que le fue elegido por el PC chileno.

Esta nueva etapa el grupo la afrontó con siete miembros, una mezcla de fundadores y de otros dos que se sumaron solamente en el exilio. Estos últimos fueron claves en su transformación musical. El pianista y director orquestal Marcelo Fortín y el barítono Juan Carvajal incidieron en un nuevo sonido, más universal y menos folclórico, incluso con algún tinte operático, que renovó también el repertorio.

Esta transformación no fue obstáculo para que el conjunto incluyera en sus actuaciones algunos temas ajenos como “El pueblo unido jamás será vencido” y “Venceremos”, impensables para el grupo antes del Golpe Militar, pero imprescindibles en el circuito de solidaridad internacional en el que se movió en el exilio. Estas incursiones le valieron un reconocimiento en el extranjero que nunca logró en Chile, donde su recuerdo se apagó paulatinamente.

En esos casi cuatro años europeos Aparcoa grabó también tres nuevas versiones del Canto general para los sellos Le Chant du Monde (Francia), Movieplay (España) y Amiga (República Democrática Alemana). Se trató de versiones muy parecidas, mucho más breves que la original producida en 1971, y que privilegiaron pasajes del poema nerudiano alusivos a antiguas represiones políticas en Chile, pero que a los ojos europeos cuajaron muy bien con el oscuro panorama que asoló al país. Prueba del prestigio de esta obra es la actuación en 1975 durante una temporada completa en el teatro D’Orsay, en París, perteneciente al actor Jean Louis Barrault, y el que en las versiones grabadas en Francia y la RDA participaran como relatoras las prestigiosas actrices Emanuelle Riva y Gisella May.

En la cima con Neruda

El Canto general fue la obra cumbre de Aparcoa. Tanto, que inspiró al músico griego Mikis Theodorakis a crear uno propio, tras haber escuchado en 1972, en Valparaíso, la versión original. Con esa obra el grupo también pudo participar en actos de resonancia internacional, como la bienvenida en la Plaza de Toros de Barcelona al poeta español Rafael Alberti, a su regreso del exilio en 1977. Y aunque no la interpretó en la ocasión, también influyó para que representara a Chile en un acto de solidaridad con nuestro país realizado en el escenario neoyorquino del Madison Square Garden, en la última aparición pública del político chileno Orlando Letelier, días antes de ser asesinado en Washington en 1976.

Otro hito en su carrera fue la grabación del disco Chile. Dirigido por Fortín, incluye algunos de los mejores temas grabados hasta ese año (1975) en el marco de la Nueva Canción Chilena. “Las últimas palabras”, una musicalización del discurso radial de Salvador Allende; “Chile”, basado en un poema del libro de Neruda Incitación al Nixonicidio y elogio a la Revolución Chilena; “Grandola vila morena”, una canción portuguesa de la “Revolución de los Claveles” y “El banderón americano”, del fallecido compositor chileno Sergio Ortega, son los puntos altos del disco.

Durante esos años Aparcoa se movió por toda Europa y América del Norte. Si bien como grupo contratado por el Teatro Popular de Rostock su deber prioritario fue dar actuaciones periódicas en esa sala, el conjunto se las arregló para hacer giras. Aún así, paulatinamente surgieron problemas ante la molestia alemana por la desprogramación de los conciertos en Rostock.

La incomodidad por esa situación, la necesidad de pedir engorrosos permisos para salir de Alemania, el fracaso de las gestiones ante el PC chileno para radicarse en Italia y el deseo de varios integrantes por volver a sus profesiones o elevar sus estudios musicales acabaron mermando la mística y Aparcoa terminó disolviéndose a mitad de 1977. Recién en septiembre de 2006 se registró una reunión del grupo que, con cuatro de sus fundadores en la alineación, ha vuelto a actuar en público para mostrar uno de sus primeros repertorios, el de la cueca brava.

Esta entrada fue publicada en Biografías. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Biografía Aparcoa

  1. Iván Ramos Pérez dijo:

    Tengo entendido que hay un integrante fundador y que estuvo en Viña cuando ganaron la competencia,¿será el quinto que se enumera como integrante pero no aparece su nombre? Hablo de Felipe Canales hijo de un ex director de la Escuela No 72 de la Población Santa Adriana de donde provengo….

    • jorge castillo dijo:

      Hola, Iván. Soy el autor del artículo. Recién hoy vi estos comentarios y decidí responderte, pese a que han pasado tres años. El quinto integrante fundador es Rodrigo Zorrilla, otro arquitecto que entró y salió del grupo un par de veces y que estuvo en el conjunto hasta el disco “La Música Popular de América”, que puedes ver por Google y que se vende mucho en el Persa Bío Bío.

      Estás en lo cierto sobre Felipe Canales. Junto a Jaime Miqueles, él se integró al grupo poco después de la fundación, participó en la grabación del Canto General, y siguió hasta la desaparición del grupo en el exilio.

      La confusión del texto que leíste se debe a que es solo un extracto de una investigación mucho mayor que publiqué hace un par de años en el sitio web El Meollo Cultural, que se acabó el año pasado. En el texto original están los párrafos que aclaran todo lo que a ti te confundió. Es posible que el equipo del Meollo lancemos en un tiempo más un nuevo sitio, en el que sería repuesta la investigación con sus diagramaciones, fotos y grabaciones de sonido originales. Si me das tu email te informaré cuando ello ocurra.
      Saludos

  2. VIVIANA dijo:

    HOLA!!! HOY LOS INVITAMOS A PARTICIPAR DE LAS VOTACIONES PARA ELEGIR LA CANCION MAS POPULAR EN EL FESTIVAL DE OLMUE 2009…
    NOSOTROS PODEMOS HACER QUE LA OTRA MUSICA LLENE TODOS LOS ESPACIOS..A VOTAR !!!

  3. TitoMoraga dijo:

    Aparcoa vino conmigo al exilio en la forma de un cassette pirata que una amiga me regalara antes del golpe fascista. Tambien llegaron con él La Cantata y Por VietNam, long-play ambos, ocultos entre la ropa sucia al fondo de la maleta. Además de mis recuerdos y vivencias, fué lo mejor que traje, ya hace 34 años. El cassette se enrredó y sólo salve parte de él. Los long-plays se perdieron usados en tantos festivales y peñas en que fueron tocados y nunca lo sentí porque ellos se fueron a manos solidarias y deben haber seguido cantando por mucho tiempo. Sobre el Aparcoa no sabía nada hasta leer estas líneas aquí y siempre me parecieron sus intérpretes mucho más académicos y musicalmente educados que mis proletarios Inti y Quila de la UTE, en donde era yo profesor, lo que no significa que no fuera uno de sus admiradores, especialmente cuando cantaban música latinoamericana casi desconocida en Chile en los 70’s. Estos son mis recuerdos de chileno exiliado, ahora sin mis mostachos negros que traje, pero, abuelo y peinando canas en Canadá.

    • jorge castillo dijo:

      Hola, soy el autor del artículo. Este es una pequeña parte de una investigación mucho mayor que publiqué hace un par de años en el sitio web El Meollo Cultural, hoy desaparecido, pero cuyo material es posible que reaparezca en un tiempo más en un nuevo sitio que su equipo creativo está analizando armar.

      Qué bueno que te emocione este grupo. Es uno de los mejores de la NCCh, pese a que nunca buscó un estilo más homogéneo que le diera permanencia. Pero su heterogeneidad fue de mucha calidad. Al igual que tú, lo conocí en mis tiempos universitarios de los 80, en un cassette pirateado y que contenía algunas canciones de su disco Le cri du Chili. Ahora, ya convertido en periodista, usé mis conocimientos para investigarlo y difundirlo.
      Me imagino que habrás escuchado toda su música por youtube. Si no, te animo a que lo hagas, especialmente con su magnífico disco Chile.
      Saludos

  4. viviana dijo:

    Hola, noostros tenemos el CantoGeneral de Aparcoa, grabado en el Teatro Municipal en los años 70, con Mario Lorca y Aparcoa, es decir la obra que buscas!
    Simón Bolivar 3275 o llamame al 2239216
    Saludos

  5. alejandro dijo:

    HAce ya unos pares de años escuche en LP la Obra El Canto General. lo encontre magnifico, lamentablemente ese LP se extravío y solo quiero saber donde puedo conseguir esa obra tan espectacular, la voz de Neruda, La interpretación poetica de Mario Lorca y por su puesto la musicalización de Aparcoa, es increible, por favor no se olviden de mi,,,solo les pido el dato, para poder obtener esa obra magna…gracias

    • jorge castillo dijo:

      Hola, soy el autor del artículo. Es una pequeña parte de una investigación mucho mayor que publiqué hace un par de años en el desaparecido sitio web El Meollo Cultural. Te lo cuento porque en esa investigación hay un capítulo aparte sobre el Canto General de Aparcoa. Y ahí cuento que ya en el exilio el grupo hizo una versión más comprometida y compacta del Canto General, puliendo la original y agregando textos de Neruda en que denunciaba la represión al PC en décadas pasadas. Naturalmente, el tono de la nueva versión es mucho más emotiva. La versión fue publicada en los sellos Movieplay, Chant du Monde y Amiga y la puedes comprar por intenet en el formato LP o (más barato) escucharla en youtube. También el sello Alerce sacó una versión en cassette con el relato del menor de los Duvauchelle. En las otras versiones relatan Marés González y la actriz alemana Gisella May, ya fallecida.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>